ACECHA EL OTOÑO…Mmmmm

No hay nada especial que celebrar, pero porqué no plantear el día como si lo hubiera.

A través de los cristales las gotas resbaladizas me susurran  que la lluvia ya esta aqui y rápidamente mi mente busca alternativas.

Al abrir la ventana, sopla el viento del norte y juega con mi pelo.

El olor a tierra mojada se cuela en mi habitación y me siento preparada para un paseo por las nubes.

Botas de agua, pantalón vaquero y chubasquero …

Tengo tan cerca poder conseguirlo que solo tengo que ponerme a andar.

Salgo de EL ALMENDRO DE MARÍA y sigo el camino de la iglesia…

En días como hoy el monte se convierte en un laboratorio de perfume tan peculiar, que ojalá pudiera envasarlo para ti.

Septiembre todavía verde se mezcla con maderas, jaras, robles mojados y musgo reciente.

Y me cruzo con vendimiadores impregnados de taninos…

Y aunque llueve sobre mis hombros, quiero disfrutar de este momento.

De nuevo las uvas, las setas, las castañas, el olor a pinos en la chimenea…

Y el aire fresco me embriaga al respirar.

Ya en lo alto de El Castro tengo a mis pies esa neblina que particularmente tanto me gusta y me hace soñar.

Así es mi tierra cuando el otoño acecha  a la vuelta de la esquina. En cualquier momento y en cualquier lugar…SIEMPRE  para disfrutar,  porque tú lo harás especial. 

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.