HALLOWEEN y las tortitas de Tía Milagros…

Ya casi es fin de semana.
Este puente o acueducto que nos está esperando a la vuelta de la esquina y que muchos  se podrán coger  , es uno de los más celebrados por muy diversos motivos.

Aunque este año por quedar el festivo un poco medianero entre semana, muchos ya empezarán a celebrar este fin de semana y la mayor parte de ellos alargarán la excusa hasta el mismo día 1.
Para los más religiosos, es un motivo para honrar a sus difuntos, pero poco a poco, nuestro famoso día de Todos Los Santos, también se ha contagiado de Halloween.
Cuando era pequeña, era una de las noches más esperadas, porque celebrábamos EL MAGOSTO.
Asar castañas era una excusa para acostarnos tardísimo y que nos dejasen pasar la noche rodeados de amigos alrededor de una hoguera.
A medida que nos fuimos haciendo mayores, a las castañas se unió la queimada entre otras…
Se forjaron amores que todavía permanecen, y otros fueron y vinieron.
Pero fieles a nuestra cita anual, no había noche de Magosto que aún a última hora y sin preparar no lográramos juntarnos en pandilla.
El Almendro de María, fue durante muchos años nuestro punto de encuentro y estoy segura que ninguno de los que lo vivimos nos hayamos olvidado de ello.
Nunca hicimos TRUCO o TRATO, ni nos disfrazamos de muertos vivientes, pero aquellas noches tan especiales año tras año quedarán tatuadas en nuestra mentes.
El terror inunda ya de magia  la noches y todo se teñirá de calabaza, de sangre y ojeras.
Y para los más románticos cómo yo, todavía haremos MAGOSTO.

Y para acompañar el día, hoy que toca receta, hemos elegido un postre acorde con el día y siempre unido a nuestra casa.
Una versión diferente de los buñuelos típicos y son aptas para celicacos e intolerantes a la lactosa porque no llevan leche.
Hemos utilizado las manzanas de la Tía Milagros, así que las hemos llamado…

TORTITAS DE MANZANAS DE LA TÍA MILAGROS.

INGREDIENTES: _ 1 MANZANA
_ 2 HUEVOS
_ 3 CUCHARADAS DE AZÚCAR MORENO
_ 3 CUCHARADAS DE MAIZENA
_ UNA PIZCA DE CANELA
_ 1 CUCHARADITA DE LEVADURA

 

Rallar la manzana, agregar los huevos batidos, el azúcar y la canela.
Por último añadir la maizena tamizada con la levadura.
Mezclar bien, y dejar reposar un ratito.
Freir a cucharadas en abundante aceite caliente.
No os asusteis si se quedan planas, no se inflan como los buñuelos.
Para los más golosos, una vez fritas, se pueden rebozar en una mezcla hecha con azúcar y canela.
Os encantarán, y para los peques que les cuesta comer fruta, se chuparán los dedos.

 

Lo celebres como lo celebres, disfruta de este fin de semana y si el tuyo es largo… mucho mejor.
Desde EL ALMENDRO DE MARÍA, te deseamos una vez más, un feliz descanso-

 

No hay comentarios

Publica un comentario