Querida mamá…aquí como en casa.

Querida mamá

He llegado bien.

Después de tantas horas de viaje por fin estoy en mi destino.

Te escribo, porque se que te quedaste triste. Aún tengo grabados en mi mente tus ojos llenos de lágrimas intentando no llorar.

He tardado unos días en escribirte porque con todo el lío de instalarme, no he tenido el tiempo que necesitaba para escribirte con tranquilidad.

Tengo que decirte que estoy encantado y que si en algún momento dudé sobre el que ahora es mi destino, creo que he tenido suerte de que todo se confabulase para terminar llegando aquí.

Es un lugar precioso, os encantará cuando vengáis a verme.

A ti que te apasiona leer, te envío un ejemplar de un libro que ha escrito un escritor de la zona, EL SEÑOR DE BEMBIBRE, léelo antes de venir porque cuando estés aquí te parecerá conocer lo que vas a ver.

La ciudad está custodiada por uno de los castillos más bonitos que hayas visto y se conserva en condiciones extraordinarias. A ver si con un poco de suerte coincide que podáis estar por aquí los primeros días de luna llena del verano. Me han contado que la ciudad se convierte en territorio templario y por unos días PONFERRADA vuelve a ser PONTS FERRATA.

Todavía no he ido, pero he visto unas fotos de unas montañas rojizas, LAS MÉDULAS, obra de los romanos, parece que este paraíso se formó erosionado la tierra con agua mientras extraían oro. ¡ Ya os contaré!

Estoy haciendo acopio de información para enseñároslo todo cuando vengáis .

Creo que vais a tener que venir con mucho tiempo, aquí hay mucho que ver.

Dile a papá que se traiga todos sus artilugios de fotografía, aquí va a encontrar un paraíso para llenar la maleta de imágenes.

La gente es extraordinaria. Ha sido llegar y adoptarme literalmente.

Sabes que los primeros días hasta que encontré casa, me quedé en EL ALMENDRO DE MARÍA. No tenía ni gota de ganas de irme, me hubiera quedado allí para siempre, si algún día me hago una casa, querré que se parezca a ella.

Me han ayudado a hacer las chapuzas necesarias en mi casa para ponerlo todo a punto y María me invita a comer a menudo, y si no voy , me manda el taper con comida. Dice que a saber qué comidas hago, que es bueno que coma “algo de cuchara” por lo menos una vez a la semana. Son la familia que me faltaba aquí.

No te preocupes, mamá, es difícil no comer bien en esta tierra, hay de todo.

Tienen una variedad de frutas y verduras que ni te imaginas. Y los miércoles y los sábados que hay mercadillo puedo comprar los productos directamente de la huerta a los mismos agricultores. He descubierto EL BOTILLO, pero eso es mejor probarlo que explicaros, así que cuando estéis aquí os llevaré a comerlo.

¡Son tantas cosas!.

Tengo muchísimas ganas de teneros aquí, para que veais que estoy muy bien.

Y si os queréis venir con amigos, en EL ALMENDRO DE MARÍA hay sitio para todos. Os va a encantar, para mí fue como estar en casa.

Un beso gordo para los dos. Venid pronto. Os espero en PONFERRADA

No hay comentarios

Publica un comentario