COMO EN CASA….

Aun viviendo las mismas cosas y en los mismos lugares, qué diferencia de percepciones.

Es curioso cómo valoramos lo que nos vamos encontrando o lo que nos ofrecen.

Poder escuchar todas las voces,  no se si ayudaría. Nunca se va a poder dar gusto a todos por igual.

En nuestra experiencia como establecimiento rural, nos hemos dado cuenta que poniendo el mismo mimo, el mismo empeño y las mismas ganas, los resultados son tan variables como las notas que se pueden recibir en un examen.

Y nos sigue acosando la misma pregunta, ¿cómo mejorar?.

He de reconocer que desde que tenemos la casa rural, mi comportamiento cuando viajo ha cambiado. Intento buscar las respuestas a las mismas preguntas nacidas de ambos lados, y a la vez encontrar explicación a ciertos comportamientos.

Nuestro deseo siempre ha sido que nuestros clientes se sientan en EL ALMENDRO DE MARIA cómo en su casa,  pero qué es para cada uno ” sentirse como en casa”…

Tal vez sentirse alguien conocido, querido, acogido, bienvenido…, lograr ese estado perfecto que te hace sentir relajado. Un olor que te evoca un recuerdo de la infancia, un sabor que te transporta a la comida de la abuela. Un  lugar dónde no necesito una ocasión especial para ir.

Y compartiendo esa definición tan amplia, creo que es de lo más bonito que nos pueden decir, “me he sentido como en casa”. Porque no  tiene que ser tu casa, pero  puedes hacerla tuya si te sientes bien.

El otro día, un amigo que viaja mucho, me hizo reflexionar sobre ello por que a la pregunta de que echaste de menos en tu  último viaje, su respuesta arrolladora fue: ” un lugar que pudiera llamar casa”.

Aquí te ofrecemos un lugar para compartir con tus seres queridos, dónde relajarte, dónde huir del estrés, al fin y al cabo nuestro deseo es que sea un lugar que te haga sentir COMO EN CASA.

 

P.D: Y a ti, ¿qué te hace sentir cómo en casa?.

 

No hay comentarios

Publica un comentario